Actualidad

17/09/2015

Precauciones al manipular el gasóleo

Precauciones al manipular el gasóleo

Como distribuidores de gasóleo para calefacción a domicilio en Ávila queremos dedicar esta nueva publicación a repasar las medidas de seguridad y precaución que hay que respetar a la hora de manejar este tipo de carburantes.


En primer lugar, no se nos puede olvidar que se trata de productos líquidos más o menos volátiles constituidos por lo general por varios componentes. Todos tienen una propiedad común: la inflamabilidad. Aunque es en mayor o menor grado, normalmente el punto de inflamación se sitúa por debajo de los 55 º C. En Carburantes Terceño te recordamos que este tipo de productos han de ser siempre manipulados por personal cualificado. De no ser así, podemos sufrir daños agudos o crónicos. En el primer grupo tenemos como posibles consecuencias la irritación de ojos, de las vías respiratorias altas y del árbol traqueobronquial y el desengrase y resecamiento de la piel. Entre las lesiones crónicas destaca la dermatitis de contacto y a veces las alteraciones hepáticas y renales.


Para evitar todo lo anterior hay que adoptar una serie de medidas de precaución. Los lugares donde se manipulen estos productos han de estar convenientemente acondicionados y ha de usarse protección respiratoria. También hay que contar con protección ocular y de la piel usando guantes y ropa adecuados. Al manipular gasóleo para calefacción a domicilio en Ávila hay que airear los espacios con aire comprimido y nunca con oxígeno ya que se podría producir una explosión. De la misma forma es importante no realizar ninguna actividad que implique el uso de elementos o equipos que puedan provocar chispas, llamas abiertas o fuentes de ignición.