Actualidad

20/03/2015

Historia del gasóleo

Historia del gasóleo

Inventar el gasóleo fue un proceso complejo, difícil y costoso. Ahora, acceder a este producto es sencillo, fácil y económico, como también lo es acceder a la venta de gasóleo en Ávila, y en cualquier parte de España.

Todo empezó cuando Rudolf Christian Karl Diesel, un inventor alemán, logró crear el motor diésel hace mucho tiempo, en el año 1892. Al principio, Rudolf consideró que el combustible idóneo para su motor era carbón en polvo. Pero, al intentar inyectarlo en los cilindros, causó una explosión que destrozó el prototipo, descartando desde ese momento el carbón en polvo. Rudolf no tiró la toalla y siguió investigando. Y tiempo después, probó con aceites vegetales. Pero fue más tarde cuando Rudolf consiguió lo que buscaba: un producto estable a partir del refinado del petróleo, produciendo lo que hoy conocemos como gasóleo. El éxito de este producto llevó a ampliar su uso. En la misma época, las calderas de calefacción empezaron a emplear otro derivado del petróleo llamado fuelóleo, de cadena más larga que el gasóleo. Pero se demostró que era contaminante por su excesivo contenido en azufre. Y, poco a poco, se fue prohibiendo su uso en todo el mundo. Y ahí fue cuando se cambió por el gasóleo. En la actualidad su empleo es muy habitual. Y si lo necesitas, ya sea para un uso o para otro, te recomendamos acceder a la venta de gasóleo en Ávila.

En Terceño Carburantes nos dedicamos a su distribución y venta. Contamos con una flota de vehículos que se adapta a cualquier acceso para la distribución de gasóleo a domicilio, ya sea para automoción o para calefacción. Te ofrecemos los mejores precios.